PREDICAS PARA JOVENES

Una Web Del Ministerio Un Toquede Su Gloria UTG

16 LECCIONES DE SANTIDAD

ACA PONDREMOS A SU DISPOSICION EL LIBRO DE JERRY BRIDGES EN POS DE LA SANTIDAD NO CON EL FIN DE LUCRASE O LUCRARNOS SINO CON EL FIN DE QUE TODOS SEAMOS SALVOS POR MEDIO DE JESUCRISTO NUESTRO SEÑOR ESPERAMOS SEA DE SU AGRADO Y PUEDAN COMPARTIRLO CON OTRAS PERSONAS

POR FAVOR SI TIENES CON QUE COMPRAR EL LIBRO COMPRALO PUES NOSOTROS NO APOYAMOS LA PIRATERIA PUES ESTO NO ES DE DIOS EL LIBRO LO PUBLICAMOS PORQUE CREEMOS QUE LA PALABRA DE DIOS ES PARA COMPARTIRLA CON TODO EL MUNDO Y TODOS ESTAMOS LLAMADOS A SER SANTOS EL LIBRO ESTA A TUDISPOSISION POR CAPITULOS O LECCIONES PERO SI TIENES PARA COMPRARLO MEJOR COMPRALO Y APOLLA LA OBRA DE DIOS.

ELLIBRO LO PUEDES ADQUIRIR EN LAS SIGUIENTES DIRECCIONES: EN POS DE LA SANTIDAD EN POS DE LA SANTIDAD EN POS DE LA SANTIDAD

LA SANTIDAD ES PARA TI

PORQUE EL PECADO NO SE

ENSENOREARA DE VOSOTROS;

PUES NO ESTÁIS BAJO LA LEY,

SINO BAJO LA GRACIA.

Romanos 6:14

Dios espera que todo creyente viva una vida santa. Pero la santidad no es algo que se espera de nosotros simplemente; forma parte de un derecho de nacimiento prometido a cada creyente. La afirmación de Pablo es acertada. El pecado no se ha de enseñorear de nosotros.

El concepto de la santidad puede resultarle un tanto antiguo a la generación actual. En algunas personas la sola mención de la palabra santidad evoca imágenes de un cabello armado en rodetes, de faldas largas y de medias negras. Otras personas asocian el concepto con una actitud chocante que expresa la idea de que “yo soy más santo que tú”. Con todo, la santidad es un concepto escriturario muy claro. La palabra santo aparece más de 600 veces en la Biblia en diversas formas. Hay un libro entero, el de Levítico, que está dedicado al tema, y la idea de la santidad está entretejida en otras partes de las Escrituras en toda su extensión. Y lo que es más importante todavía, Dios nos ha mandado explícitamente que seamos santos (véase Levítico 11:44).

en-posLa idea de cómo llegar a ser santos ha sufrido variaciones como consecuencia de numerosos conceptos falsos. En algunos círculos, la santidad equivale a tener en cuenta una serie de prohibiciones — generalmente en cuestiones tales como el cigarrillo, la bebida y el baile. La lista de prohibiciones varía según el grupo de que se trate. Cuando seguimos un enfoque tal para alcanzar la santidad, corremos el peligro de volvernos como los fariseos, con su interminable lista de trivialidades a observar o a evitar, y actitud de auto justificación. Para otros, la santidad significa un estilo particular de vestimenta y de modos de obrar. Para otros, en fin, significa una perfección inalcanzable, idea ésta que conduce, ya sea al autoengaño o bien al desaliento en cuanto al propio pecado.

Todas estas ideas, si bien son acertadas en alguna medida, pierden de vista el concepto central.

Ser santos significa ser moralmente intachables. Es estar apartados del pecado y, por consiguiente, estar consagrados a Dios.

La palabra santo significa “separado para Dios, y la conducta que corresponde al que de este modo está apartado”.

Tal vez el mejor modo de comprender la idea de la santidad, consista en observar cómo usaban esta palabra los escritores del Nuevo Testamento.

En 1 Tesalonicenses 4:3-7 Pablo usó el término en contraste con una vida caracterizada por la inmoralidad y la inmundicia.

Pedro lo usó en contraste con la vida vivida de conformidad con los deseos pecaminosos que teníamos cuando vivíamos alejados de Cristo (véase 1 Pedro 1:14-16).

Juan contrastó al que es santo con el que es vil y hace lo malo (Apocalipsis 22:11). Vivir una vida santa, por lo tanto, es vivir una vida de conformidad con los preceptos morales de la Biblia, y en contraste con la orientación pecaminosa del mundo. Es vivir una vida que se caracteriza por “(despojarnos) del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos. . . y (vestirnos) del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad” (Efesios 4:22,24).

Por consiguiente, si la santidad es tan fundamental para la vida cristiana,

¿Por qué no la experimentamos en mayor medida en la vida cotidiana?

¿Por qué son tantos los creyentes que se sienten constantemente derrotados en su lucha contra el pecado?

¿Por qué a menudo la iglesia de Jesucristo parece conformarse más al mundo que la rodea, que a Dios?

A riesgo de aparecer extremadamente simplistas, las respuestas a las preguntas enunciadas pueden agruparse en tres áreas básicas de problemas.

El primer problema es que nuestra actitud hacia el pecado se centra en nosotros mismos más bien que en Dios. Nos preocupa más nuestra propia “victoria” sobre el pecado, que el hecho de que nuestros pecados entristecen el corazón de Dios. No podemos aceptar el fracaso en nuestra lucha con el pecado, principalmente porque nuestra vida está orientada hacia el éxito, y no porque sepamos que el pecado ofende a Dios.

W. S. Plumer escribió: “Jamás veremos el pecado a la luz que corresponde, mientras no lo veamos como algo cometido contra Dios.

Todo pecado se comete contra Dios en el siguiente sentido: que es la ley de Dios a la que se quebranta, que es su autoridad a la que se menosprecia, que es su dominio al que se desecha. . . Faraón y Balaam,

Saúl y Judas, todos ellos dijeron: ‘He pecado’; pero el hijo pródigo volvió diciendo: ‘He pecado contra el cielo y contra ti’; y David exclamó: ‘Contra ti, contra ti solo he pecado’.”

Dios quiere que seamos obedientes — no necesariamente victoriosos. La obediencia está orientada hacia Dios; la victoria está orientada hacia uno mismo. Podría parecer que estamos haciendo averiguaciones por asuntos semánticos, pero es que en la raíz de muchos de nuestros problemas relacionados con el pecado, hay una sutil actitud egocéntrica. Mientras no reconozcamos la existencia de esa actitud y no la resolvamos adecuadamente, no podremos vivir una vida de santidad en forma consecuente.

Esto no quiere decir que Dios no quiera que conozcamos la experiencia de la victoria; más bien lo que queremos destacar es que la victoria es un subproducto de la obediencia. En la medida que nos dediquemos a vivir una vida obediente y santa, conoceremos con toda seguridad el gozo de la victoria sobre el pecado.

El segundo problema consiste en que entendemos mal la frase “vivir por la fe” (Gálatas 2:20), suponiendo que significa que no se nos exige ningún esfuerzo para alcanzar la santidad. Más todavía, algunas veces se ha llegado a sugerir que cualquier esfuerzo hecho por nuestra parte, es “de la carne”.

Las palabras de J. C. Ryle, obispo de Liverpool, Inglaterra — de 1880 a 1900 — son instructivas en este contexto: “¿Resulta sabio proclamar de modo tan directo, tan manifiesto y tan total como lo hacen muchos, que la santidad de la persona convertida se logra por la fe sola, y de ningún modo mediante el esfuerzo personal? ¿Responde a la medida de la Palabra de Dios? Lo dudo.

Que la fe en Cristo es la raíz de toda santidad. . . ningún creyente suficientemente adoctrinado se atrevería a negar jamás. Pero no cabe duda de que las Escrituras nos enseñan que, al procurar la santidad, el creyente verdadero tiene que esforzarse y afanarse personalmente, además de ejercitar su fe.”

Tenemos que afrontar el hecho de que somos personalmente responsables de nuestro andar en santidad. Cierto domingo el pastor de nuestra congregación dijo en su sermón palabras equivalentes a estas; “Podemos eliminar ese hábito que nos ha dominado si es que realmente queremos hacerlo”.

Por cuanto él se refería a un hábito en particular que para mí no constituía problema alguno, rápidamente asentí mentalmente a sus palabras. Pero luego el Espíritu Santo me dijo: “Y tú también puedes eliminar los hábitos pecaminosos que te acosan, si estás dispuesto a aceptar tu responsabilidad personal en cuanto a los mismos.” El hecho de reconocer que, efectivamente, era responsabilidad mía, resultó ser un jalón importante para mí en mi propia búsqueda de la santidad.

El tercer problema es que no tomamos en serio algunas clases de pecados. Mentalmente hemos categorizado a los pecados en dos grupos: los que resultan inaceptables y los que se pueden admitir en alguna medida. Un incidente que ocurrió cuando estaba terminando de escribir este libro sirve de ilustración para este problema. Nuestra oficina venía usando en forma temporaria una casa rodante para el trabajo, mientras se terminaba una ampliación. La propiedad que tenemos no está autorizada para alojar casas rodantes, y en consecuencia, tuvimos que solicitar un permiso especial para usarla en la propiedad. Hubo que renovar el permiso varias veces. El último permiso venció justamente cuando se estaba completando la ampliación del edificio, pero antes de que tuviéramos tiempo de hacer el traslado en forma ordenada. Esta circunstancia le planteó un problema al departamento que ocupaba la casa rodante.

En una reunión en que se consideró el problema, alguien hizo la siguiente pregunta: “¿Qué problema habría de haber si fuéramos a ese departamento en la casa rodante por unos días más?”

Pues, ¿qué problema iría a haber? Después de todo, la casa rodante estaba ubicada detrás de unas colinas donde nadie la notaría. Y legalmente no teníamos que trasladar la casa rodante, sino solamente desocuparla. De modo que, ¿qué diferencia haría si nos excedíamos por unos días?

¿Acaso la insistencia en obedecer la letra de la ley no equivale a un legalismo exagerado?

Sin embargo, las Escrituras nos dicen que las “zorras pequeñas. . . echan a perder las viñas” (Cantares 2:15). Y es justamente el ceder en las cuestiones pequeñas lo que conduce a los deslices más grandes. Además, ¿quién puede afirmar que ignorar ligeramente la ley civil no constituye un pecado serio a la vista de Dios?

Al comentar algunas de las leyes dietéticas más minuciosas del Antiguo Testamento, dadas por Dios a los hijos de Israel, Andrew Donar expresó lo siguiente:

“No es la importancia de la cuestión, sino la majestad del Legislador, lo que debe tomarse como norma para la obediencia. . . Por cierto que alguno podría considerar que estas reglas minuciosas y arbitrarias no tienen importancia. Pero el principio que está en juego al obedecer o al desobedecer dichas reglas es, ni más ni menos, el mismo principio que estaba en juego en el Edén al pie del árbol prohibido. En realidad el principio es el siguiente:

¿Ha de ser obedecido el Señor absolutamente en todo lo que manda?

¿Es Dios un Legislador santo?

¿Están obligadas sus criaturas a rendir asentimiento implícito a su voluntad?”

¿Estamos dispuestos a considerar que el pecado es “pecado”, no porque sea grande o pequeño, sino porque lo prohíbe la ley de Dios?

No podemos categorizar al pecado si hemos de vivir una vida de santidad. Dios no nos va a permitir que nos escapemos por la tangente adoptando una actitud de este tipo.

Los tres problemas enumerados serán considerados más detalladamente en capítulos subsiguientes de este libro. Pero antes de seguir adelante, sugiero al lector que dedique el tiempo necesario a resolver estas cuestiones en su propio corazón, ahora mismo.

¿Está dispuesto a comenzar a considerar al pecado como una ofensa contra un Dios santo, en lugar de verlo como derrota personal solamente?

¿Está dispuesto a aceptar su responsabilidad personal por sus pecados, comprendiendo que al hacerlo, tiene que aprender a depender de la gracia de Dios?

¿Y está dispuesto a obedecer a Dios en todas las áreas de la vida, por insignificante que sea la cuestión o la circunstancia?

Al proseguir con el tema, nos ocuparemos primeramente de la santidad de Dios. Aquí es donde comienza la santidad — no con nosotros mismos, sino con Dios. Sólo en la medida en que podamos ver la santidad de Dios, su absoluta pureza y su aborrecimiento moral para con el pecado, podremos comprender lo tremendo que es pecar contra un Dios santo. Comprender este hecho es el primer paso en la búsqueda de la santidad.


44 comentarios to “16 LECCIONES DE SANTIDAD”

  1. tony yuriar said

    he encontrado de mucha utilidad su explicacion con respecto ala santidad muchas gracias DIOS los bendiga

  2. interesantisimo. muchas gracias

  3. que bueno que estos temas esten a la disposicion para que cada persona hoy pueda reflexionar sobre la vida que debemos llevar delante de Dios y delante de los hombres actualmente se está viviendo una liviandad en el evangelio ya es poca la diferencia que se puede notar entre la iglesia cristiana evangelica y los eventos del mundo

  4. july31fl22 said

    Muchas gracias por ese aporte, este tema de SANTIDAD es tan amplio y cada detalle es tan importante…. DIOS los continue bendiciendo!!

  5. hno. daniel y marco said

    que bueno es aprender por medio de la FE en la palabra de DIOS podemos aprender a buscar la santidad de DIOS Y QUE buenas son estas lecciones por que nos ayuda a alimentar el alma y buscar su santidad para que nosotros tambien seamos santos como EL PADRE por medio de su palabra 2da corintios 7 ,1 A SI QUE. AMADOS,PUESTO QUE TENEMOS TALES PROMESAS,LIMPIEMOLOS DE TODA CONTAMINACION DE CARNE Y espiritu,PERFECCIONANDO LA SANTIDAD EN EL TEMOR DE DIOS

  6. quiero saber sobre la santidad en lo que tocamos……???

  7. aracely said

    Hola a todos me gustaria pediros un gran favor que oreis por mi necesito que dios este conmigo aunque se que el esta conmigo pero quiero volver con dios estoy muy alejada de Dios y quiero estar cerca estoy muy mal espiritualmente……………
    miren yo veo pornografia y quiero dejarlo pero me da unas ganas de ver todos los dia que no puedo dejarlo por fa ayudenme
    DIOS OS BENDIGA MUCHO Y ME GUSTA ESTE BLOG

  8. jorge salazar said

    gracias me gusto el articulo

  9. maianyilis salaverria said

    gracias a DIOS y a usted es una predicacion buena que Dios los bendiga…..

  10. maianyilis salaverria said

    gracia

  11. maianyilis salaverria said

    gracias a DIOS y usted por este mensaje … me enseño mucho… DIOS los bendiga…

  12. leandro said

    que bueno lo que dice justamente lucho mucho contra ese pecado todos los dias de mi vida y se que todo lo que dice este comentario se puede poner en practica. muchas gracias dios por usar a esta gente. BENDICIONES PARA TODOS.

  13. JUAN MACHADO said

    EXELENTE LIBRO CUANDO TENIA 21 AÑOS SIENDO UN JOVEN (HOY TENGO 50) LO COMPRE Y AUN LO TENGO EN MI BIBLIOTECA ME FUE DE GRAN BENDICION, HOY SOY PASTOR DE UNA IGLESIA EN VENEZUELA Y QUIERO RECOMENDAR EL LIBRO A LA JUVENTUD DE HOY, Y LAS IGLESIAS QUE CREEN QUE “NADA ES PECADO”

  14. jose milan said

    ola grasias por estas enseñansas como savemos ay iglesias q no te explican vien q es el pacado y por eso muchos siguen con sus costunbres no ay temor de dios pero oy entiendo q es guardad santidad grasias y dios les vendiga

  15. Edgar Bobadilla said

    Quisiera saber donde puedo comprar estos libros aque en new york

  16. GABRIEL ELGABY DE CRISTO said

    muchas gracias por lo publicado ademas de aprender he comprendido muchas verdades acerca de santidad lastimosdamente no puedo adquirir el iibro pero lo poco que lei me sirvio mucho en mi proceso de busqued de santidad muchas gracias que DIOS los bendiga.

  17. toni said

    es super edificante, en una semana pude entender lo que realmente es vivir para CRISTO.ese libro de post santidad explica muy bien acompañando las referencias biblicas.entonces ahí es cuando empezé a poner la espada (biblia) encima de mi porque dice en proverbios (¿con que guardará el joven su camino? con guardar la palabra de Dios.bendiciones

  18. concepcion de la cruz torres said

    mucho estudio nos ayuda a entender mejor la realidada cada dia. dios los bendiga y les de el conocimiento de la verdad

  19. gracias por esta hermosa reflexión acerca de la santidad la cual muchas veces buscamos sin estar claros como llegara a obtenerla. bendiciones

  20. araceli cruz said

    Muy buen libro, pero las demás lecciones??? (de la 4 a la 16)

  21. mabel said

    mabel
    le doy grasias aDios, por todo lo que me a enseñado, y por lo que acabo de leer, e una gran bendicion para mivida, asi yo puedo ser una cristiana de verdad, aunque cuesta dejar todo pero vale la pena, grasias practicare la santidad y que Dios los bendiga

  22. luis said

    que buen libro ,eso me enseña a que todo esta en tomar una desicion de dejar de hacer lo malo,todo se enfoca en eso ,la desicion que tomes de seguir lo bueno de esta vida ,la vida en cristo y de tal forma las cosas se van a ver de otra manera tanto en la vida secular como en la espiritual,tambien he aprendido que en la obediencia esta la santidad y en la obediencia podemos decir que esta la responsabilidad de cada de persona de todo acto a realizar…..

  23. jarenas said

    excelente sermon, creo que la palabra es transparente, y lo dice QUE SIN SANTIDAD NADIE VERA AL SEÑOR

  24. ivan andrade said

    hno ivan andrade gracias por sutrabajo en la paciensia de este sermon ha serca de la santidad como hijoS DIOS de bemos ser santos por que el es santo muchas ben diciones megusta ese es tudio…

  25. un hno tuvo una Revelacion donde habia un nido con dos pichones, y habia una zorra que busco la maner de atacar y se comio los dos pichones. el me referia que la zorra tenia los ojos incandesentes como amarillos y los pichones estaban en un cuarto. en segunda planta de la casa. enseguida se me vino la cita de cantares…..el color de sus ojos, el mismo enemigo, que el Senor lo reprenda. el diablo, no le importa el sitio. lugar, para cometer su fechoria, y quien eres….solo destruirte, comerte, como esta revelacion…. nosotros los hijos de Dios, con este tipo de rev. entendemos que esta descubierto, el entorno, hay que cuidarlo con la oracion, continua, porque como leOn rugiente busca a quien deborar. ya se esta apercibido, atento a lo que se pueda levantar, desarraigar todo principado de muerte, confusion y engano. que el angel de jehova acampe alrededor nuestro y estemos velando, orando, para no caer en tentacion. aprovechemos bien el tiempo, y la comunion con nuestro Hacedor, sea de maxima calidad. Dtb y * adelantE con Cristo

  26. fita Ramirez said

    gracias por la enseñanza de Dios, Dios me esta hablando a mi nesecidad

  27. arcadio e c said

    exelente enzeñansa q Dios los siga bendiciendo ricamente. .amen

  28. arcadio e c said

    gracias al Espiritu Santo x convencer d pecado nuestras vidas y darle sabiduria a nuestro hmno con estas

  29. martha torres said

    tremendo estudio he. Gracias por compartirlo Dios los bendiga

  30. juan sanchez artiles said

    agradecido por estos libros
    bendicones
    juan sanchez

  31. CAROL said

    Hola, yo vivo en la cdad de México y me gustaria saber la dirección o tel de una libreria en DONDE PUEDa encontrar los libros de Joyce Meyer en el D.F. Bendiciones, gracias.

  32. cesar said

    bendiciones pueden poner el link para bajar este libro. gracias

  33. Benjamin mattus candia said

    Gracias por tener estós libros en internet bendiciones

  34. rodolfo said

    Buena e interesante reflexion, si vemos el pecado como una desobediencia a Dios seremos, diferentes. Amen eso es todo y no hay nada Mas Que aprender, ” el pecado ofende a Dios”

  35. madeline said

    Les felicito por tan interesante tema. Y sigan adelante ha sido de gran bendicion a mi vida. DTB

  36. daesme said

    esa cancion que esta al lado de alex campos es exelente
    lo bi de re serquita en la decada :) es el amor gran cancion

  37. francisco reyes said

    Doy gracias a Dios por darles la facultad de escribir para ayudar a otros. Felicitaciones

  38. Gustavo said

    Esta palabra es como una lupa para mis ojos.me hace ve

    r conclarida

  39. lizeth rodriguez said

    muy interesantes estos temas les pedimos q siempre se preocupen mas para q seamos bendecidos y usteded tambien, siga adelante
    bendecido ricamente.

  40. israel aguilar said

    ies muy importante este tema para todos ya que nos proyecta como hijos de DIOS bendiciones para ud y familia

  41. Alvaro said

    Es muy importante tener esa santidad

  42. José said

    Excelente información de fe. Que Dios prospere aún más su ministerio y sean siempre de bendición como sus instrumentos para todos, en Cristo Jesús, Amén. Sin santidad nadie verá al Señor.

  43. XIOMARA COROMOTO GAÑAN DE ZAMBRANO said

    gracias le doy a DIOS POR DARME LA OPORTUNIDAD DE VOLVER LOS OJOS A EL Y PODER ESCUCHAR Y LEER MENSAJES TAN IMPORTANTES PARA MI VIDA ESPIRITUAL, ESTOY PASANDO POR PRUBAS FURTES EN DONDE SOLO DIOS ME A AYUDADO A SUPERAR Y ME A DADO FORTALEZA PARA PASAR ESTA PUEBA, NO ME CANSO DE PEDIRLE A DIOS EN ORACION QUE ME DE MAS DE SU SANTIDAD Y SU ESPIRITU SANTO PARA NO DESFALLECER, DE IGUAL FORMA GRACIAS POR ESTA ENSEÑANAZA QUE ME LLAMA A REFLEXIONAR Y DEJAR MUCHAS COSAS QUE NO AGRADAN A DIOS LES PIDO SUS ORACIONES POR MI Y MI FAMILIA ANGHELLY, ARAMIS, YULIEHT, YHOSEMETH Y MIS NIETOS ANGEL Y SARAI DIOS ME LOS CONTINUEN BENDICIENDO GRANDEMENTE. XIOMARA GAÑAN SAN CRISTOBAL ESTADO TACHIRA . VENEZUELA

  44. Karen said

    Excelente palabra, Felicidades, que Dios siga dándoles entendimiento.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.688 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: