PREDICAS PARA JOVENES

Una Web Del Ministerio Un Toquede Su Gloria UTG

Las facetas del bautismo: Arrepentimiento, agua, Espíritu Santo y fuego

Posted by fielcristiano en abril 6, 2009

Las facetas del bautismo: Arrepentimiento, agua, Espíritu Santo y fuego

La Biblia enseña en Efesios 4:5 que hay un solo bautismo, y en Hebreos 6:2 habla de “la doctrina de los bautismos”. Esto nos deja entender que hay un solo bautismo con diferentes facetas en las que el cristiano debe ser sumergido para ser regenedo y limpio, hasta que en él se forme la imagen de Cristo (Ro. 8:29; 2 Co. 3:18)

La palabra “bautismo” se traduce del griego “baptizo”, que significa: Sumergir repetidas veces, ser inmerso, purificar por inmersión o sumergirse, ser hecho limpio con agua y sumergirse uno mismo (Strong 907). También se deriva de “bapto” que significa: Teñir, mojar o empapar (Strong 911), era usada del teñido de vestidos, de sacar agua introduciendo una vasija en otra más grande.

Los significados de estas palabras enseñan que bautismo es ser sumergidos dentro de algo, ser empapados en algo y ser teñidos del color de Cristo. Veamos las primeras cuatro facetas del bautismo:

1.       BAUTISMO EN ARREPENTIMIENTO, Marcos 1:4 Muchas personas tienen la idea de que arrepentirse es estar triste, lamentarse y llorar, pero la Biblia muestra que no es así, sino que dichos sentimientos pueden ser manifestaciones de arrepentimiento. La palabra “arrepentimiento” se traduce del griego “metanoia” que significa: Cambio de mente y cambio de parecer (Strong 3341), lo que muestra que arrepentirse es cambiar de mente y, por lo tanto, de forma de pensar; es cuando por la ministración del Espíritu Santo, comprendemos que somos pecadores y necesitamos de Dios (Jn. 16:8).

Es la primera faceta del bautizmo que vive el creyentes para llegar al Señor, porque nos muestra nuestra condición pecaminosa, en la que siendo enemigos de Dios, envió a su Hijo Jesús para que se entregara en holocasuto por nuestros pecados (Lc. 3:3; Hch. 13:24; 19:4; Mt. 3:11; Lc. 5:32).

Este bautismo también actúa en el cristiano cuando el pecado lo alcanza. El arrepentimiento es un proceso constante. Veamos algunas de sus características:

A.      Arrepentirse, Hch 3:19, 26:20

Cuando llegamos al Señor hay transgresiones, pecados e iniquidades de las que debemos arrepentirnos y pedirle al Señor que nos perdone, limpie y libere, por ejemplo: Actos de impureza (2 Co. 12:21), inmoralidad sexual (2 Co. 12:21; Ap. 9:21), libertinaje (2 Co. 12:21), malas obras (Ap. 16:9-11), homicidios (Ap. 9:21), hechicerías (Ap. 9:21), robos (Ap. 9:21), etc.

Después del arrepentimiento debe haber conversión, es decir cambiar de actitudes (Hch. 3:19, 26:20), por eso cuando Juan el Bautista veía que los fariseos se bautizaban, les confrontaba y les indicaba que debían producir frutos dignos de arrepentimiento (Mt. 3:8)

B.       Produce perdón de pecados, Mr. 1:4

El arrepentimiento produce perdón de todos los pecados que la persona ha cometido, el perdón no se obtiene no por buens obras, sino por la gracia de Dios obtenida por medio de Jesucristo. Nadie puede ser perdonado de sus pecados sino se ha arrepentido de ellos y pedido perdón al Señor.

C.      Sin arrepentimiento hay condenación, Lc. 13:3, 5

2.       BAUTISMO EN AGUA, Mateo 28:19 Según lo establece la Biblia, es sumergirse en agua, inmersión total y constituye una de las dos ordenanzas dadas por el Señor Jesús. Algunos de los beneficios del bautismo en agua son:

A.      Perdón de pecados, Hch. 2:38

La Biblia enseña que por medio del arrepentimiento y el bautismo en agua, Dios perdona nuestros pecados, es decir, los borra, nos limpia y purifica.

La palabra perdón se traduce del griego “aphesis” que significa: Liberar, poner en libertad y soltar de la cárcel de pecado (Strong 859), es decir que por medio del bautismo somos libres del pecado, idolatría, hechicería, brujería y cosas similares para obedecer a Cristo.

B.       Sepultados y resucitados con Cristo, Ro. 6:2-4; Col. 2:12

Dios estableció que el hombre debe morir para regresar a la tierra de donde fue tomado (Gn. 3:19), pero el cristiano por medio del bautismo se hacemos uno con Jesús en su muerte y resurrección, porque el Señor nos sustituyó en la muerte.

C.      Resucitamos para andar en novedad de vida, Ro. 6:4

La palabra “resucitar” viene del griego “sunegeiro” que significa: Levantar juntamente con (Strong 4891), y se utiliza de la resurrección espiritual del creyente con Cristo (Ef. 2:6), por ello cuando somos levantados del agua, resucitamos juntamente con Él para caminar en novedad de vida.

D.      Buena conciencia, 1 P. 3:21

Antes de llegar al Señor, la conciencia del cristiano estaba contaminada, llena de pecado y corrompida, de tal manera que cuando se cometía pecado ya no redargüía; pero al entregarle nuestra vida el Señor, nuestra conciencia es re iniciada como conciencia neutra, y por medio del bautismo avanzamos hacia alcanzar una buena conciencia.

E.       Participar de la resurrección, Ro. 6:5

El cristiano que se bautiza resucitará, más los que escucharon del bautismo y teniendo la oportunidad de bautizarse no lo hicieron, y murieron, no podrán participar de la resurrección.

3.       BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO, Mateo 3:11 Es la inmersión dentro del Espíritu Santo, haciéndose evidente al hablar en otras lenguas. Algunas veces el bautismo en el Espíritu Santo se produce luego de haber sido bautizado en agua (Hch. 2:38), también puede darse conjuntamente o antes del bautismo en agua (Hch. 10:47-48), pues es el Señor Jesús quién lo da (Mt. 3:11). Para recibirlo debemos pedírselo a Jesucristo con todo nuestro corazón y anhelarlo con todas las fuerzas de nuestra alma. Al obtener este bautismo recibimos lo siguiente:

A.      Llenura, Hch. 2:4

El Espíritu Santo nos llena, y por ello la Biblia nos enseña que debemos mantener o permanecer llenos de Él (Ef. 5:18), para no satisfacer los deseos de la carne (Gá. 5:16)

B.       Guianza del Espíritu Santo, Jn. 16:13

Guianza se traduce del griego “jodegeo” que significa: Ir adelante en el camino y guiar. Literalmente: Guiar a los ciegos (Strong 3594). En esta faceta el Espíritu Santo guía y dirige en la vida diaria hacia toda verdad al creyente, porque Él no habla por su propia cuenta, sino por la de Dios (Hch. 13:2)

C.      Dones del Espíritu Santo, 1 Co. 12:4; Hch. 10:45; He. 2:4; 1 Co. 12:4,7-11; Ro. 12:4-6

D.      Enseña, Jn. 14:26

La palabra “enseñanza” se traduce de “didasko” que quiere decir: Dar instrucción (Strong 1321). El Espíritu Santo es un maestro en nosotros, dándonos instrucciones, revelación (Lc. 12:12)

4.       BAUTISMO EN FUEGO, Mateo 3:11 Bíblicamente el fuego es figura de la prueba (Dn. 3:19-20), que llega al cristiano (1 P. 4:12), para pesar su corazones, probarlo, purificarlo, perfeccionarlo y para que aprenda obediencia (He. 5:8). Algunos propósitos por los que seremos bautizados en fuego son:

A.      Saber que hay en nuestro corazón, Dt. 8:2

Probar viene del hebreo “nacah” que significa: Pasar un examen (Strong 5254), esto nos indica que el fuego sirve para examinar el corazón del cristiano para saber si guardara los mandamientos del Señor.

B.       Apreder obediencia, He. 5:8

Aprender se traduce de la palabra griega “manthano” que significa: Aprender, aumentar el conocimiento o crecer en conocimiento y frecuentemente aprender por investigación u observación (Strong 3129). Obediencia viene de la palabra griega “hupakoe” que significa: Obediencia rendida a los mandamientos de Cristo (Strong 5218)

C.      Aprender paciencia, Stg. 1:3,12

La prueba de nuestra fe produce paciencia, la cual debe ser perfeccionada, porque así recibiremos la corona de la vida.

Paciencia se deriva del griego “hupomone” que significa: Permanecer bajo y sobrellevar algo (Strong 5281), es decir, la paciencia crece en las pruebas (Lc. 21:19; 2 Co. 6:4; He. 12:7)

unicamente por medio del bautismo en arrepentimiento entramos al reino de Dios, son perdonados y borrados los pecados que nos acusaban. Cuando somos bautizados en agua, mostramos obediencia y amor al Señor, porque estamos cumpliendo una de las ordenanzas que dejó y empezamos a ser libertados de la esclavitud del pecado; adicionalmente, debemos buscar insistentemente el bautismo por el Espíritu Santo y buscar constantemente su llenura, la cual nos capacitará para ejercitar los dones para la edificación del cuerpo de Cristo, disfrutando de su guianza y enseñanza. La llenura del Espíritu Santo nos prepara para el bautismo en fuego, es decir, cuando vengan las pruebas duras y difíciles.

About these ads

Una respuesta to “Las facetas del bautismo: Arrepentimiento, agua, Espíritu Santo y fuego”

  1. mara luna said

    me podrian compartir el estudio de las facetas del bautismo II por favor esta muy interesante y poder tener un una esplicacion DIOS los bendiga hoy y siempre

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.683 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: