PREDICAS PARA JOVENES

Una Web Del Ministerio Un Toquede Su Gloria UTG

Cómo se estrella su actitud

Publicado por fielcristiano en noviembre 11, 2009

Cómo se estrella su actitud

¡Socorro! ¡Socorro! ¡Mi actitud está perdiendo altura!

actitud2Por tanto, nosotros también, teniendo en derrededor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios (Hebreos 12.1, 2).

Una de las primeras cosas que descubrí durante mi viaje en un pequeño avión, fue que las turbulencias hacen a veces que el vuelo sea un poco escabroso. Así como el vuelo tiene esos momentos, también la vida los tiene. Un día apacible es la excepción, no la norma. Un vuelo derecho y a nivel es por lo general el resultado de una recuperación de las subidas, bajadas y vueltas. Es la excepción, no la regla.

¿Ha tenido usted algún día como el que tuvo el pequeño muchacho en Alexander and the Terrible, Horrible, No Good, Very Bad Day [Alexander y el terrible, horrible, nada bueno y muy mal día], por Judith Viorst?

Me fui a dormir con un chicle en mi boca y ahora hay chicle en mi pelo, y cuando salté de la cama esta mañana pisé el patín y por equivocación tiré mi saco en el lavadero cuando el agua estaba corriendo. Podría decir que este va a ser un día terrible, horrible, nada bueno y muy malo.

En el desayuno, Anthony encontró un carrito Corvette en su caja de cereal, y Nick encontró un anillo con el signo de agente encubierto juvenil en la suya, pero en la mía solo encontré cereal.

Creo que me iré a Australia.

En el bus, la señora Gibson dejó que Bechy se sentara en la ventana. Audrey y Elliot consiguieron asientos en la ventana también. Pensé que me iban a aplastar. Dije: «Si no consigo un asiento en la ventana voy a marearme». Nadie contestó.

Podría decir que este va a ser un día terrible, horrible, nada bueno y muy malo.

En la escuela, a la señora Dickens le gustó el dibujo de Paul del velero, más que el mío del castillo invisible.

En el momento de cantar dijo que yo lo hacía demasiado alto. En el momento de contar dijo que me había olvidado el dieciséis. ¿Quién necesita el dieciséis? Podría decir que este va a ser un día terrible, horrible, nada bueno y muy malo.

Podría decirlo, porque Paul dijo que yo no sería su mejor amigo nunca más. Dijo que Philip Parker era su mejor amigo, y que Albert Moyo era otro buen amigo, y que yo solamente era el tercer amigo.

«Ojalá te sientes en una tachuela», le dije a Paul. «Espero que la próxima vez que compres helado doble de fresa, una parte se te caiga al suelo y la otra caiga en Australia».

Había dos pasteles en la lonchera de Philip Parker, y Albert tenía una barra de chocolate con almendras, y la madre de Paul le dio un pedazo de gelatina que tenía pedacitos de coco encima. ¿Adivinen qué madre se olvidó de poner el postre?

Este era un día terrible, horrible, nada bueno y muy malo.

Fue así porque después de la escuela mi madre nos llevó a todos al dentista y el Dr. Fields encontró una carie precisamente en mí. «Vuelve la próxima semana y te calzaré», dijo el Dr. Fields. «La próxima semana», dije, «me voy a Australia».

Cuando iba a bajar, la puerta del elevador atrapó mi pie, y cuando esperaba que mi madre trajera el auto, Anthony me hizo caer en el lodo y cuando lloraba por el lodo, Nick dijo que era un llorón, y cuando le pegué a Nick por decirme llorón, mi madre vino con el auto y me reprendió por estar sucio de lodo y peleando.

«Tengo un día terrible, horrible, nada bueno y muy malo», les dije a todos. Ninguno respondió.

Entonces fuimos a la zapatería para comprar zapatos de gimnasia. Anthony escogió unos blancos con franjas azules. Nick escogió unos rojos con franjas blancas. Yo escogí azules con franjas rojas, pero entonces el vendedor dijo: «Todos están vendidos». Me hicieron comprar unos blancos simples, pero no pudieron obligarme a usarlos.

Cuando recogimos a mi papá de su oficina dijo que no debía jugar con su copiadora, pero lo olvidé. También dijo que tuviéramos cuidado con el libro que estaba sobre su escritorio. Y fui cuidadoso todo lo que pude, pero olvidé mi codo. También dijo: «No hagan tonterías con el teléfono», pero creo que llamé a Australia. Mi padre dijo: «¡Por favor, no vuelvan a tocarlo!» Fue un día terrible, horrible, nada bueno y muy malo.

Había habas para la cena y yo odio las habas. Y se besaban en la televisión y yo odio que se besen en la televisión.

Mi baño estuvo demasiado caliente y se metió jabón en mis ojos, mi canica se fue por el sumidero y tuve que ponerme mi pijama de trenecitos, y yo odio las pijamas de trenecitos.

Cuando me fui a acostar, Nick me quitó la almohada que me había prestado y la lamparita de Mickey Mouse se quemó y me mordí la lengua. El gato quiere dormir con Anthony, no conmigo.

Ha sido un día terrible, horrible, nada bueno y muy malo. Mi madre dice que algunos días son así. Aun en Australia.1

He aquí algunas reglas que debe recordar cuando tenga uno de esos días terribles, horribles, nada buenos y muy malos, y sienta que su actitud comienza a caer en picada:

[1]

 

 


1 1. Judith Viorst, Alexander and the Terrible, Horrible, No Good, Very Bad Day [Alexander y el terrible, horrible, nada bueno y muy mal día], Atheneum Publishers, New York, 1976.

[1]Maxwell, John C.: Actitud De Vencedor; The Winning Attitute. Thomas Nelson, Inc., 1997; 2003, S. 93

About these ads

2 comentarios hacia “Cómo se estrella su actitud”

  1. Luis escribió

    NO SABEN LO INTERESANTE QUE RESULTAN SUS TEMAS GRACIAS, SALUDOS DESDE PIURA PERÚ.

  2. Noelia V. escribió

    Hola que tal?
    Felicidades por esos temas de Bendición, Realmente son Muy lindos!
    Saludos Desde Venezuela.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.663 seguidores

%d personas les gusta esto: