PREDICAS PARA JOVENES

Una Web Del Ministerio Un Toquede Su Gloria UTG

NUESTRO PAN DIARIO

Posted by OSCAR ESQUIVEL en enero 7, 2009

Nuestro Pan Diario

1 de Enero, 2009

<!–

1 de julio, 2006

–>


Ordene Aqui

¡Vívela!

<!–

Aceptando La Palabra De Dios

–>Lectura: Ezequiel 33:30-33<!– 1 Juan 5:1-13Y he aquí que tú eres a ellos como cantor de amores,… y oirán tus palabras, pero no las pondrán por obra. —Ezequiel 33:32<! Estas cosas os he escrito a vosotros que creTis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenTis vida eterna. -1 Juan 5:13 –>


Cada año, una de mis metas es leer toda la Biblia. Mientras estaba apuntándola entre mis buenos propósitos de año nuevo, reparé en un marcador de libros sobre mi escritorio. En una de sus caras aparecía un breve texto animando a recibir niños de acogida. En la otra estaban estas palabras con referencia a dicho llamado: «No te conformes con leerlo. Vívelo. Niños reales. Historias reales. Vida real». Las personas que produjeron el marcador de libros sabían con cuanta facilidad absorbemos información sin actuar al respecto. Ellos querían que las personas respondieran.

La lectura periódica de la Palabra de Dios es una práctica digna, pero no es un fin en sí misma. El profeta Ezequiel se dirigió a una audiencia a la que le encantaba escuchar pero que se negaba a actuar. El Señor le dijo a Ezequiel: «Y he aquí que tú eres a ellos como cantor de amores, hermoso de voz y que canta bien; y oirán tus palabras, pero no las pondrán por obra» (33:32).

Jesús dijo: «Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca» (Mateo 7:24).

¿Cómo leeremos cada uno de nosotros la Biblia este año? ¿La leeremos rápidamente para alcanzar la meta de terminarla? ¿O la leeremos con el objetivo de hacer lo que dice?

No te conformes con leerla. ¡Vívela! —DCM

El valor de la Biblia consiste no sólo en conocerla sino en obedecerla.

Nuestro Pan Diario

2 de Enero, 2009

<!–

1 de julio, 2006

–>


Ordene Aqui

No desperdicies tu aire

<!–

Aceptando La Palabra De Dios

–>Lectura: Génesis 2:1-7<!– 1 Juan 5:1-13Todo lo que respira alabe a Jah. —Salmo 150:6<! Estas cosas os he escrito a vosotros que creTis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenTis vida eterna. -1 Juan 5:13 –>


Si tomase un puñado de tierra y lo soplara, todo lo que conseguiría de ello sería que mi cara se ensuciase. Pero cuando Dios lo hizo, obtuvo un ser humano vivo y respirando capaz de pensar, sentir, soñar, amar, reproducirse y vivir para siempre.

Como yo soy uno de esos seres humanos, uso expresiones tales como que «se me corta» la respiración, que «contengo» el aliento, o que es mejor «no gastar» aire, pero eso son sólo expresiones idiomáticas del lenguaje. Me es imposible no gastar aire y guardarlo para usarlo después. Si no uso el aire que tengo ahora, lo perderé y puede que incluso pierda la consciencia.

Cuando Dios sopló aliento de vida en Adán, le dio más que vida; le dio una razón para vivir: ¡Adorar! Tal y como lo dijo el salmista: «Todo lo que respira alabe a Jah» (Salmo 150:6).

Esto significa que desperdiciamos nuestro aire cuando lo usamos para algo que no honra a Aquel en quien «vivimos, y nos movemos, y somos» (Hechos 17:28).

Aunque no podemos soplarle vida a un puñado de tierra, podemos usar nuestro aliento para pronunciar palabras de consuelo, cantar cánticos de alabanza y correr a ayudar a los enfermos y a los oprimidos. Cuando usamos nuestro aliento para honrar a nuestro Creador con nuestra combinación única de talentos, habilidades y oportunidades, jamás desperdiciaremos nuestro aire. —JAL

<!–Muchos verdaderos creyentes en Cristo están plagados de dudas en cuanto a su salvación. Aunque han venido a Cristo en arrependimiento y con fe, todavía se preguntan, «¿Realmente iré al cielo?»

Mi difunto esposo Bill a menudo contaba acerca de algo que le sucedió cuando tenía dos años. Un día, desobedientemente vagó de su casa y se perdió. Cuando sus padres se dieron cuenta que no estaba, salieron a buscarlo. Finalmente, para el inmenso alivio de todos, vieron a su niño lloroso y lo llevaron de vuelta seguramente a casa.

Días después, Billy escuchó a su madre contarle el incidente a un visitante. Cuando llegó a la parte cuando salieron a buscarlo, Billy comenzó a revivir la historia. «¡Mamá, mamá!» sollozó. «¿Y me encontraron?» Sorprendida y profundamente conmovida por la duda de su niño, lo abrazó y dijo, «¡Por supuesto mi hijito! ¿No te acuerdas de aquel feliz momento? Mira, ahora estás con nosotros, y nos aseguraremos de que siempre lo estés». Eso consoló a Billy, porque aceptó la palabra de su madre.

La carta de 1 Juan en el Nuevo Testamento fue escrita para darles a los creyentes la seguridad de la salvación. Dicha seguridad puede ser tuya cuando le tomas la palabra a Dios.  —JEY

–>

Todo lo que soy y lo que tengose lo debo a Jesús.


Anuncios

Una respuesta to “NUESTRO PAN DIARIO”

  1. nuestro pan diario

    NUESTRO PAN DIARIO « PREDICAS PARA JOVENES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: