PREDICAS PARA JOVENES

Una Web Del Ministerio Un Toquede Su Gloria UTG

EL VERDADERO HUERTO DE DIOS San Juan 15:1-8

Posted by OSCAR ESQUIVEL en julio 30, 2009

EL VERDADERO HUERTO DE DIOS San Juan 15:1-8

1 Yo soy la vid verdadera,  y mi Padre es el labrador.

2  Todo pámpano que en mí no lleva fruto,  lo quitará;  y todo aquel que lleva fruto,  lo limpiará,  para que lleve más fruto.

3  Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado.

4  Permaneced en mí,  y yo en vosotros.  Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo,  si no permanece en la vid,  así tampoco vosotros,  si no permanecéis en mí.

5  Yo soy la vid,  vosotros los pámpanos;  el que permanece en mí,  y yo en él,  éste lleva mucho fruto;  porque separados de mí nada podéis hacer.

6  El que en mí no permanece,  será echado fuera como pámpano,  y se secará;  y los recogen,  y los echan en el fuego,  y arden.

7  Si permanecéis en mí,  y mis palabras permanecen en vosotros,  pedid todo lo que queréis,  y os será hecho.

8  En esto es glorificado mi Padre,  en que llevéis mucho fruto,  y seáis así mis discípulos.

Introducción:

du043Desde el principio de la creación Dios representa la vida de cada uno de nosotros con un árbol.

Recordemos que la recomendación que Dios le da a Adán, es el no comer del fruto del bien y del mal (Gen 2:17  mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás;  porque el día que de él comieres,  ciertamente morirás). También puso el árbol de la vida y este lo reservó guardándolo bajo el custodio de unos querubines y espadas encendidas remolineando, para que el hombre no fuera a tomar también de éste, y fuera de eterna vida en esta tierra, (Gen 3:24  Echó,  pues,  fuera al hombre,  y puso al oriente del huerto de Edén querubines,  y una espada encendida que se revolvía por todos lados,  para guardar el camino del árbol de la vida).  Ahora bien Dios viene y toma a su hijo unigénito, Jesucristo mismo para que le de vida al que se arrepiente de todas sus maldades y dé frutos de arrepentimiento. (Mat 3:8 dice:Haced,  pues,  frutos dignos de arrepentimiento,) permíteme darle a conocer primero la definición del término,   VID: FLOR ALIM(Árbol pequeño de Filipinas, de la familia de las Euforbiáceas, que llega a tres metros y medio de altura. Sus hojas se hallan cubiertas de un polvo farináceo por el envés, y, machacadas con aceite de ajonjolí o sin él, se usan para curar la hinchazón de las piernas). TIPO ver, VINO, SIERVO DE JEHOVÁ vet, Este término designa generalmente la verdadera vid («Vitis vinífera»), originaria de Asia occidental (del sur del mar Caspio) (cfr. Gen_9:20,21,). Los egipcios la cultivaban (Gen_40:9-11; Psa_78:47). Existen esculturas del Imperio Antiguo en las que se representan vides, uvas y prensas (viga,  lagar, procesadora), así como la elaboración del vino. La tierra y el clima de Palestina son adecuadas para su cultivo, que fue practicado desde el principio en Canaán (Gen_14:18). La vid crecía en las llanuras de Filistea, Jezreel, Genesaret (1ro. Reyes_21:1😉 y prosperaba en las regiones accidentadas cercanas a Hebrón, Silo, Siquem (Num_13:23; Jueces_9:27; 21:20; Jer_31:5), Engadi (Cantares_1:14), Hesbón, Eleale, Sibma al este del Jordán (Isa_16:8-10; Jer_48:32) y en el Líbano (Hos_147). Hay una enorme diferencia entre las plantas buenas y las silvestres (Isa_5:2; Jer_2:21). Las viñas se hallaban, frecuentemente, bien en las cumbres o bien en las laderas de las colinas, en ocasiones descendiendo en terrazas artificiales (Isa_5:1; Jl. 3:18). Estaba protegida con un vallado o un muro (Num_22:24; Salmos_80:8-12; Pro_24:30, 31; Cantares 2:15; Isa_5:5). Se despedregaba el terreno, se erigía una cabaña o una torre para el guardián, y se tallaba un lagar en la roca (Isa_1:8; 5:1-7; Mat_21:33-41). Estos antiguos lagares siguen existiendo en gran cantidad en Palestina. De todas las plantas cultivadas, es la vid la que requiere más cuidados (Mat_20:1-16; Lev_25:3; Pro_24:30, 31; Isa_5:6; Joh_152). En Isa_5 es asemejada a una viña. Dios la dispuso en una fértil ladera, plantándola con las más escogidas vides, y haciendo todo lo posible para su protección y rendimiento. Pero cuando se buscó fruto de ella, resultó que sólo daba uvas silvestres. Finalmente, Dios quitó su vallado, abandonándola a los elementos y a ser hollada por todos; una imagen profética de Israel en su estado de apostasía.   El Señor Jesús, así como vino a ser el verdadero Siervo de Jehová allí donde Israel había fracasado (véase SIERVO DE JEHOVÁ), vino también a ser la vid verdadera; Sus discípulos vienen a ser los pámpanos (vástagos). No puede haber ningún verdadero fruto en sus vidas excepto en tanto que permanezcan en Él (Juan_15:1-5). Ahora bien, que ya teniendo el pleno conocimiento de lo que verdaderamente es una vid (Planta vivaz y trepadora de la familia de las Vitáceas, con tronco retorcido, vástagos muy largos, flexibles y nudosos, hojas alternas, pecioladas, grandes y partidas en cinco lóbulos puntiagudos, flores verdosas en racimos, y cuyo fruto es la uva. Originaria de Asia, se cultiva en todas las regiones templadas); podemos darle sabor a lo que estaba refiriéndose Jesucristo sobre el contenido del verdadero huerto que Dios espera de su pueblo.   Dios espera de su huerto a igual que cada uno de nosotros esperamos encontrar en nuestro huerto, no solo árboles frutales que nutren y limpian nuestro organismo sino que también hayan plantas y árboles que produzcan frutos, hojas o corteza que sirvan de medicina. (Isa 61:11- Porque como la tierra produce su renuevo,  y como el huerto hace brotar su semilla,  así Jehová el Señor hará brotar justicia y alabanza delante de todas las naciones; Apocalipsis 22:2  En medio de la calle de la ciudad,  y a uno y otro lado del río,  estaba el árbol de la vida,  que produce doce frutos,  dando cada mes su fruto;  y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones). En el pasaje que hemos leído como base a este mensaje, Jesucristo se identifica como la vid (Planta vivaz y trepadora de la familia de las Vitáceas, con tronco retorcido, vástagos muy largos, flexibles y nudosos, hojas alternas, pecioladas, grandes y partidas en cinco lóbulos puntiagudos, flores verdosas en racimos, y cuyo fruto es la uva. Originaria de Asia, se cultiva en todas las regiones templadas ); verdadera y, a nosotros nos reconoce como un vástago que depende de Él. Entonces no es posible que dependiendo de Él; no demos buenos frutos. Por eso es que Él dice que todo vástago (pámpano) que no de fruto; no depende de Él. Porque todo el que permanece y depende de Él dará muchos frutos. Leamos lo que dice en Isaías 5:1-7

1Ahora cantaré por mi amado el cantar de mi amado a su viña.  Tenía mi amado una viña en una ladera fértil.

2  La había cercado y despedregado y plantado de vides escogidas;  había edificado en medio de ella una torre,  y hecho también en ella un lagar;  y esperaba que diese uvas,  y dio uvas silvestres.

3  Ahora,  pues,  vecinos de Jerusalén y varones de Judá,  juzgad ahora entre mí y mi viña.

4¿Qué más se podía hacer a mi viña,  que yo no haya hecho en ella?   ¿Cómo,  esperando yo que diese uvas,  ha dado uvas silvestres?

5  Os mostraré,  pues,  ahora lo que haré yo a mi viña: Le quitaré su vallado,  y será consumida;  aportillaré su cerca,  y será hollada.

6  Haré que quede desierta;  no será podada ni cavada,  y crecerán el cardo y los espinos;  y aun a las nubes mandaré que no derramen lluvia sobre ella.

7  Ciertamente la viña de Jehová de los ejércitos es la casa de Israel,  y los hombres de Judá planta deliciosa suya.  Esperaba juicio,  y he aquí vileza;  justicia,  y he aquí clamor.

Todo lo escrito aquí es contrario a lo que Jesucristo dice del verdadero huerto de Dios.

Pero esto es por la ley, ahora que estamos por la gracia es mejor; pero hay mayor demanda por la justificación en el mismo Cristo Jesús.

[15:2] Aquí se muestran tres demandas o condiciones de una vida de frutos:

1)      Limpieza, vv.2-3; comparemos lo que dice en San Juan 13:10 (Jesús le dijo: El que está lavado,  no necesita sino lavarse los pies,  pues está todo limpio;  y vosotros limpios estáis,  aunque no todos.)

2)      Permanecer en Él, v. 4-7; porque por sí mismo no podemos producir, sin la ayuda de Él nada podemos hacer…por más que estudiemos, tengamos riquezas y muchas habilidades de elocuencias…sin Él nada podemos hacer o producir.

3)      Obediencia, la demostraremos cumpliendo lo que Él manda que hagamos con sus mandamientos y con la obediencia vamos a demostrarle que le amamos y que estamos con Él. En los vv.10-12 nos demanda guardar sus mandamientos si verdaderamente le amamos.

Sin estas condiciones o demandas cumplidas somos plantados en tierras desérticas o nuestros frutos son silvestres. Recuerde lo que dice en (Salmos 1:2-4  Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche.

Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae;  Y todo lo que hace,  prosperará.

du036No así los malos,  Que son como el tamo que arrebata el viento). En el Nuevo Testamento nos damos cuenta sobre la ley de Cristo de la cual, Pablo el Apóstol habló a los Gal 6:2  Sobrellevad los unos las cargas de los otros,  y cumplid así la ley de Cristo; y el Apóstol Juan en 2Jn 1:5  Y ahora te ruego,  señora,  no como escribiéndote un nuevo mandamiento,  sino el que hemos tenido desde el principio,  que nos amemos unos a otros.

Permanecer en Cristo es:

ü  por un lado que no haya pecado conocido sin juzgar y confesar,

ü  que no haya intereses de lo que Él no sea parte,

ü  que no haya vida que Él no pueda compartir.

Por otra parte quien permanece en Él:

ü  deja en Él todas las cargas y

ü  obtiene de Él sabiduría, vida y fuerzas.

Permanecer en Él.

ü  no es estar continuamente conscientes de estas cosas y conscientes de Él,

ü  es permitir que nada en la vida nos separe de Él; veamos lo que dice en

1ra.Jn 1:3-7  lo que hemos visto y oído,  eso os anunciamos,  para que también vosotros tengáis comunión con nosotros;  y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre,  y con su Hijo Jesucristo.

4  Estas cosas os escribimos,  para que vuestro gozo sea cumplido.

5  Este es el mensaje que hemos oído de él,  y os anunciamos: Dios es luz,  y no hay ningunas tinieblas en él.

6  Si decimos que tenemos comunión con él,  y andamos en tinieblas,  mentimos,  y no practicamos la verdad;

7  pero si andamos en luz,  como él está en luz,  tenemos comunión unos con otros,  y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

[15:2-8] ahora haremos un resumen de estos vv. Hay cuatro maneras o grados en que llevamos frutos:

1.      falta de fruto (“no lleva frutos”, v.2);

2.      “frutos” (v.2)

3.      “más frutos” (v.2)

4.      “mucho fruto” (vv. 5,8). Cuando llevamos “mucho fruto”, el Padre es glorificado en nosotros. Entonces específicamente estos vv. Nos declara los cuatro puntos importantes que debemos conocer para ser verdaderos huertos de Dios; que Él espera de nosotros en Cristo Jesús,  y estos son:

I. El fruto pueden ser personas que se convierten(Romanos 1:13 dice:Pero no quiero,  hermanos,  que ignoréis que muchas veces me he propuesto ir a vosotros  [pero hasta ahora he sido estorbado],  para tener también entre vosotros algún fruto,  como entre los demás gentiles);

II. un carácter cristiano- el fruto del Espíritu(Gal 5:22-23  dice: Mas el fruto del Espíritu es amor,  gozo,  paz,  paciencia,  benignidad,  bondad,  fe, mansedumbre,  templanza; contra tales cosas no hay ley);

III. la conducta- frutos de justicia(Romanos 6:21-22 dice:¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis?  Porque el fin de ellas es muerte. Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios,  tenéis por vuestro fruto la santificación,  y como fin,  la vida eterna. Filipenses 1:11  llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo,  para gloria y alabanza de Dios);

IV. los aspectos morales y las mercedes y bondades del cristianismo-el fruto del Espíritu-, a menudo son imitados pero sin el poder de Cristo el mundo nunca ha podido duplicarlos.   Conclusión: Dios espera encontrar en nosotros los frutos deseados en su mesa, para el día del gran banquete preparado (bodas del cordero) para sus invitados. Si no hay amor,  gozo,  paz,  paciencia,  benignidad,  bondad,  fe, mansedumbre,  templanza en nosotros;  preocupémonos por acercarnos o pegarnos a Jesucristo, permanezcamos en Él y tomemos fuerzas, pues Él; es el agua de vida el que salió del altar de la casa de Dios de quien fluye las aguas salutíferas y tiene a sus lados árboles frondosos y verdes, que sus frutos dan fuerzas y sus hojas medicina. Ezequiel 47:6-9 dice:Y me dijo: ¿Has visto,  hijo de hombre?  Después me llevó,  y me hizo volver por la ribera del río.

7  Y volviendo yo,  vi que en la ribera del río había muchísimos árboles a uno y otro lado.

8  Y me dijo: Estas aguas salen a la región del oriente,  y descenderán al Arabá, y entrarán en el mar;  y entradas en el mar,  recibirán sanidad las aguas.

9  Y toda alma viviente que nadare por dondequiera que entraren estos dos ríos,  vivirá;  y habrá muchísimos peces por haber entrado allá estas aguas,  y recibirán sanidad;  y vivirá todo lo que entrare en este río. Y por último Jesucristo les dijo a sus discípulos:Mat_4:19; Mar_1:17; Luk_5:10 venid…y os haré pescadores de hombres y enApocalipsis 7:17  dice: porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará,  y los guiará a fuentes de aguas de vida;  y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.(estos son los frutos que Dios espera de nosotros. Oremos dando gracias por su palabra bendita).-Amén y Amén.-Dios los Bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: