PREDICAS PARA JOVENES

Una Web Del Ministerio Un Toquede Su Gloria UTG

El evangelio y la cultura del adolescente

Posted by OSCAR ESQUIVEL en diciembre 27, 2009

  1. Introducción

El final del primer siglo de la era cristiana fue un tiempo muy difícil para la iglesia. Por un lado, la destrucción de la ciudad de Jerusalén en el año 70 d.c. cambió la naturaleza del judaísmo en forma definitiva.1 En los tiempos de Jesús el judaísmo era pluralista. Toda una serie de grupos políticos y religiosos trazaban sus raíces al Antiguo Testamento. Saduceos, fariseos, esenios, zelotes y cristianos reclamaban ser los herederos de la fe de Abraham. Sin embargo, la caída de Jerusalén en manos del ejército romano destruyó el pluralismo judío. La inmensa mayoría de los líderes religiosos que vivían en Palestina cerca del año 70 fueron asesinados. Los saduceos, los esenios y los zelotes desaparecieron como grupos religiosos organizados. Sólo dos movimientos religiosos sobrevivieron la matanza: los fariseos y los cristianos. Ambos grupos tenían líderes importantes fuera de Palestina: los fariseos en Babilonia y en Alejandría; los cristianos en Asia Menor, en Grecia y en Roma. La confrontación no se hizo esperar. Los fariseos declararon a los cristianos «herejes» y los expulsaron de las sinagogas. Por eso, a partir del año 70 d.c., el fariseísmo rabínico se convirtió en el judaísmo normativo. Por otro lado, el final del primer siglo marcó un cambio en las relaciones entre el imperio romano y la iglesia cristiana.2 Al principio, los romanos vieron el cristianismo como una secta judía más. La fe judía era la única religión monoteísta lícita en el imperio. Mientras los demás pueblos tenían que adorar al Emperador—repitiendo la confesión «Cesar es el Señor»—los discípulos de Moisés estaban protegidos por lo que se llamó el «Decreto judío». Este acuerdo les permitía a los judíos continuar su práctica de adorar un solo Dios. Sólo exigía que los judíos ofrecieran sacrificios diarios en honor al Emperador romano en el templo de Jerusalén. ¿Cuándo comenzaron los romanos a perseguir a los cristianos? Podemos destacar tres etapas en el conflicto. Durante la primera etapa los romanos vieron con toda razón las controversias entre fariseos y cristianos como una disputa entre sectas judías. Por ejemplo, en el año 49 d.c. el Emperador Claudio expulsó a los judíos de Roma, indicando que un tal «Cresto» estaba agitando al pueblo. La segunda etapa surgió a medida que los romanos notaron el ingreso de más personas de trasfondo pagano en las filas del cristianismo. Los romanos no podían comprender por qué los cristianos adoraban a un dios invisible que no tenía templo alguno. Por esta razón, los acusaban de toda suerte de maldades, desde la inmoralidad sexual hasta el canibalismo. Ya para el tiempo de Nerón, los romanos estaban convencidos de que el cristianismo era una «superstición». Estas percepciones erradas justificaron la persecución, el encarcelamiento, y hasta el asesinato de creyentes en la capital romana. La tercera etapa fue la más larga y la más seria. Los cristianos se rehusaban a participar de los actos públicos en honor al Emperador y se negaban a afirmar la divinidad del Cesar, afirmando que «Jesucristo es el Señor». Esto llevó a los romanos a acusar a la iglesia cristiana de tres crímenes capitales: ateísmo, traición y «odio a la humanidad». Por eso el emperador Domiciano comenzó la primera persecución «general» contra los cristianos cerca del año 95 d.c. Líderes cristianos fueron despojados de sus bienes, torturados, encarcelados, humillados públicamente y hasta asesinados. Una vez más, la sangre corría sobre el cuerpo de Cristo.

 1 En esta sección seguimos las ideas de Hernando Guevara, Ambiente político del pueblo judío en los tiempos de Jesús (Madrid: Ediciones Cristiandad, 1985). 2 En esta sección seguimos las ideas de Robert T. Wilken, The Christians as the Romans Saw Them (New Haven: Yale University Press, 1984). Jiménez, Pablo A.: Introducción a Los Ministerios Juveniles. Decatur, GA : Libros AETH, 1997, S. 11

Anuncios

6 comentarios to “El evangelio y la cultura del adolescente”

  1. ptr. luiscristiano said

    holas queridos hnos 🙂 mas
    necesito mas material para los jovenes
    y gracias por su ayuda

  2. Jesús Vavid said

    hola queridos hermanos que dios le bendiga gracias por explicarnos como aprender mas allegar a los jóvenes es un tema muy lindo que Dios le siga bendiciendo

  3. arianna aldama castillo said

    q bueno q haya personas q se preocupen por escribir cosas para jovenes sin reservarse cosas ya q a nosotros nos gusta la sinceridad ante todo doy gracias a Dios por su vida.

  4. Rosalba Rios said

    es importantisimo poder recibir este material y conocer la historia de nuestra iglesia, me gustaria poderme inscribir y recibir por mi correo mas informacion q’ Diosles bendiga y cada dia les de mas y mas sabiduria. Lo q’ estan haciendo es de mucha ayuda para muchos. mi correo es: rosalbariosdev@hotmail.com

  5. ORTIGOSAC@YAHOO.COM.AR said

    HOLA QUISIERA SAVER QUE ME PUEDEN OFRECER PARA ADOLECENTES Y JOVENES DESDA YA MUCHAS GRACIAS

  6. Luis Zegarra Marín said

    Muy interesante esta introducción de la historia de los cristianos amen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: